sábado, 19 de febrero de 2011


Y aquí estás a mi lado ajeno a todos mis pensamientos, solo atento a la película que ponen en el bus. Y yo mientras tanto dejando volar mi imaginación mientras te observo a ti y de fondo tengo el mar. ¿Sabes? Me estoy dando cuenta que me da miedo la vida, que ya no soy ninguna niña pequeña, que los problemas son más grandes que antes, y es que nada es tan fácil como parece. Me planteo mil y una preguntas y la mayoría sin respuestas y entonces te miro. Estás tan calmado, tan sereno, parece que nada de preocupa. Te miro y te vuelvo a mirar y no me creo lo que está pasando. No me creo que haya pasado ya un año de todo, y entonces me deshago de todas mis tonterías y me acurruco entre tus brazos, disfrutando de tus caricias, de tu calor y pensando en el fin de semana que nos espera.


sábado, 12 de febrero de 2011

Oscuridad. Suspiros repentinos. Manos que se cruzan, divertidas, ligeras. Desabotonan, buscan, encuentran. Una caricia, un beso. Y otro beso y una camisa que resbala. Un cinturón que se abre. Una cremallera que baja lentamente. Un salto. En la oscuridad pintada de oscuridad, feliz de estar allí. Oscuridad hecha de deseo, de ganas, de ligera transgresión. La más hermosa, la más suave, la más deseable. Coches que pasan veloces por la carretera. Faros que iluminan como un rayo y desaparecen. Ráfagas de luz que dibujan bosas abiertas, deseos suspendidos, sufridos, alcanzados, cumplidos, ojos cerrados, luego abiertos. Y más, y más. Como entre las nubes. Cabellos alborotados y asientos incómodos. Manos que proporcionan placer. Bocas en busca de un mordisco y autos que continúan pasando, tan veloces que nadie tiene tiempo de reparar en aquel amor que sigue el ritmo de una música al azar, procedente de la radio. Dos corazones acelerados que no frenan, que están a punto de chocar dulcemente.

Perdona si te llamo amor =)

jueves, 10 de febrero de 2011

Alguien que cosa disfraces a mis días malos y los convierta en buenos....
Que me saque la lengua cuando me ponga tonta y me haga enmudecer.
Que no dé por hecho que siempre voy a estar ahí, pero que tampoco lo dude…
Alguien que no pueda caminar conmigo por la calle sin cogerme de la mano.
Alguien a quien le guste callarme con un beso.
Alguien con el que me pase las horas charlando sin llegar nunca al aburrimiento.
Que no le guste verme llorar y me haga reír hasta cuando no tengo ganas.
Que me mire, lo mire, y me tiemblen las piernas sin remedio.
Alguien que no me prometa futuros que me dará y sea el día de hoy lo más importante.
Alguien que me eche de menos antes de haberme ido
Alguien que esté dispuesto a intentarlo.
Pero sobre todo…
Alguien que no tenga que perderme para darse cuenta de que me ha encontrado

Alguien como tú

martes, 8 de febrero de 2011


Que sí, que no lo niego! Que escribo su nombre en los márgenes de las hojas y dibujo corazones por doquier como si, de repente, me hubiese vuelto tonta. Que me voy a volver loca de tanto pensar en él a cada segundo que pasa e imaginarme a su lado cuando estamos separados. Que voy a agotar todo mi cupo de sonrisas y suspiros. Que se ha colado aquí, muy hondo, en mi cabeza y se ha hecho un hueco en lo más profundo de mi corazón. ¡Que le quiero, que estoy locamente enamorada de él!

viernes, 4 de febrero de 2011

A B R A Z A R T E !

Eso es lo más sencillo de este mundo. Lo complicado viene después. Separarme de ti, aunque solo sea un segundo.
te quiiero

Que el temor a fallar no te impida jugar