miércoles, 14 de julio de 2010

Si no persigues lo que quieres, nunca lo tendrás.
Si no preguntas, la respuesta será siempre no.
Si no aspiras a ir más lejos, te quedarás por el camino.
Siempre igual, ¿no lo ves? Si no arriesgas, no ganas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que el temor a fallar no te impida jugar