sábado, 10 de julio de 2010

Cojo mi maleta de los recuerdos de la niñez y me largo de aquí, son demasiados años lo sé, extrañare todo esto, echare de menos el reírme jugando a ser una princesa que busca algo más que un poni que la lleve hasta el sol. Llorare al recordar que todos los momentos que deje atrás son felices y que a partir de ahora todo cambia, nada será fácil pero no se puede vivir estancada en el misterio de tus primeros años. La vida sigue, continua y no espera a nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que el temor a fallar no te impida jugar