martes, 1 de junio de 2010

Bueno, esta mañana por fin me han dado las notas de segundo de bachillerato. Un curso que recordaré siempre tanto por los buenos momentos como por los malos. La verdad que no empezó nada bien, y no lo digo por los estudios, si no por lo personal cuyo tema no quiero recordar. Pero gracias a los amigos salí adelante y fui capaz de hacerme mas fuerte dia a día. Sabía lo que quería y tenía un objetivo. El curso pasaba volando y apenas me daba cuenta de que es el último año que estoy entre esas cuatro paredes con todos esos profesores y compañeros. Llevo allí desde los 13 años y he crecido, madurado y me he convertido, creo yo, en una mujer de provecho. Entre risas, lágrimas, peleas, reconciliaciones, exámenes, trabajos, amor, abrazos y fiestas ha pasado segundo de bachillerato, y hoy, he recogido el fruto de tanto esfuerzo. He conseguido alcanzar la meta que me propuse al comenzar, la matrícula de honor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que el temor a fallar no te impida jugar