viernes, 21 de mayo de 2010




¿Te acuerdas cómo nos conocimos? Clase de segundo de ESO, chico nuevo, calladito y tímido. Sí, ese eras tú. Todos te mirábamos con curiosidad, queríamos saber todo de ti pero muy pocos se atrevían a acercarse. ¿Por qué? Por timidez supongo. Sé que los primeros días, incluso semanas lo pasabas un poco mal, pero despues ya te integraste en el grupo. Empezamos a hablar y a conocernos, y de calladito tenías poco. Te encantaba hablar, nos contabas cosas de tu vida y me gustaba tu acento gallego, pero poco a poco se te pegó el andaluz. Empezamos a ir al cine, a jugar al baloncesto, a mandarnos cartitas… Ya nos hicimos amigos. Pronto empezaron los líos de amores, ¿te acuerdas? Que si a mi me gustabas tú, luego el otro, pero es que a ti te gustaba yo, pero al final Abi. Ese curso fue un verdadero lio. Me acuerdo de una de las primeras excursiones que hicimos juntos, a Sevilla. Ibas con tu sudadera amarilla pollo :p. Luego vinieron muchas más cómo la del albergue en cuarto, gran noche para ti, tu ya me entiendes :P. Aun me acuerdo la primera vez que viniste a mi casa y te tuve que presentar a mi padre. Vaya carita de miedo. Pasabamos los veranos en la playa, tomando el sol, hablando, jugando en el agua aunque siempre habia un pequeño inconveniente, no te podías acercar mucho a mí, ambos sabemos por qué. Nos fuimos convirtiendo en grandes amigos poco a poco que casi se lo contaban todo. Tu eras mi estilista y consejero personal. Cuando me enteré que te ibas, no me lo podía creer. Se iba a la otra parte de España una persona a la que quería muchisimo y era y es como mi hermano. Lo pasé super mal y tu también. Siempre hemos mantenido el contacto y la verdad es que te echo mucho de menos en el insti y en mi vida en general. Este verano cuando viniste e intentado estar el máximo de tiempo posible contigo, porque sabía que tenía que esperar otro año entero para volver a verte.

Sabes que aquí me tienes para lo que quieras, sabes que te quiero y que te echo de menos. Hemos pasado momentos inolvidables juntos y siempre has tenido una sonrisa para mí. Siempre has sabido que decir en el momento justo y me has ayudado en todo, incluso estando en la otro punta del país. Siempre me has apoyado, escuchado, aconsejado… todo. Por eso te doy las gracias, por ser mi amigo, por ser algo más que mi amigo, por formar parte de mi vida, por ser como eres. Ojala el verano llegue pronto y te tenga de vuelta aquí, por que tengo muchas ganas de darte un abrazo sin malas caras, porque necesito verte y hablar mucho contigo, y sobre todo ver ese new look :P.


Sabes que siempre estarás en mi corazón porque un cachito es para los amigos de verdad, y tu me has demostrado que lo eres en cada minutos que hemos estado juntos.


Siempre juntos :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que el temor a fallar no te impida jugar