domingo, 9 de mayo de 2010

Las horas se me hacen eternas si no estás a mi lado, y no consigo concentrarme porque sólo pienso en ti, en qué estarás haciendo, en si estarás pensando en mi y deseando verme como yo deseo verte a ti. Cuando me acuesto, lo primero que se me viene a la mente eres tú y empiezo a pensar en nosotros. ¿Sabes? He tenido muchísima suerte en encontrarte, aunque más bien me encontraste tú a mí primero. Eres todo lo que quería y más. No estaba acostumbrada a que me trataran tan bien, a que fueran tan atentos y cariñosos, y a veces me da miedo despertar de este sueño. Este sueño que estoy viviendo contigo, este sueño que se ha convertido en un cuento en el que no hay brujas que nos puedan hacer daño, un cuento donde solo estamos tú y yo. Simplemente ya no puedo vivir sin ti. Eres mi vida y aunque no me guste pensar en el futuro, ojalá sea para siempre.

Tee quiiieeerooo!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que el temor a fallar no te impida jugar