sábado, 1 de mayo de 2010

- ¿En qué piensas?

- En que ojalá todos los días fueran como el de hoy. ¿Y tú?

- (sonrisa) En cómo ha cambiado mi vida en un año.

Y seguíamos abrazados entre dos toallas en medio de la playa, mientras el sol se escondía y las primeras estrellas aparecían.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que el temor a fallar no te impida jugar