martes, 13 de abril de 2010

Y es que a veces no sé cómo decirte lo que siento. Me invade la necesidad de demostrarte todo lo que llevo dentro, porque pienso que realmente no sabes cuánto te quiero. Sé que a veces puedo llegar a ser un poco fría, sé que me gusta ser independiente, sé que me controlo demasiado, pero es que todo eso se me olvida estando a tu lado. El calor se apodera de mi cuerpo, necesito depender de ti y no puedo controlar las ganas de besarte y abrazarte y hacerte mío. Las palabras se quedan cortas para expresar sentimientos, por eso es mejor que salgan del corazón, del alma, en forma de carias, abrazos, besos… Adoro los momentos en los que estoy contigo, en los que con la mirada me lo dices todo, en los que entre beso y beso me dices te quiero, los cuales desearía que fuesen eternos. Tú y yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que el temor a fallar no te impida jugar