lunes, 19 de abril de 2010

Una nueva semana empieza. Ya estoy agotada y quiero que todo termine. Solo nos quedan 21 días de clase. El curso se ha pasado volando, un curso en el que ha pasado de todo y el último de una etapa de mi vida que acaba, para dar paso a una nueva. Las novedades me asustan, no se por donde seguir, no sé qué camino elegir. Quisiera volver a tener 7 años y correr por ese patio, jugar al pilla-pilla y creer que éramos espías secretas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que el temor a fallar no te impida jugar