domingo, 21 de febrero de 2010



Y hoy nada ni nadie puede quitarme la sonrisa de la boca. Gracias a ti soy feliz otra vez y cada momento a tu lado es único y mágico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que el temor a fallar no te impida jugar