lunes, 15 de febrero de 2010



Nunca dejes de sonreir, porque eso me hace sentir bien en los momentos en los que todo va mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que el temor a fallar no te impida jugar