domingo, 10 de enero de 2010

A veces me sorprende la facilidad de algunas personas de olvidarse de las cosas que un dia juraron jamas decir o hacer. Me sorprende como se puede llegar a ser tan fals@ y luego poder mirar a la cara a alguien. Cada dia me doy cuenta que estamos en un mundo donde lo importante es ganar, ser conocido y no importa los métodos que se utilicen. Todo vale, incluso hacer daño a las personas. Lo importante es caer bien a la gente pero siendo la persona que ellos quieren que seas no la que eres en realidad. Por no decir lo que piensas, ya eres un falso; por no hacer lo que ellos hacen, ya eres un aburrido; por no pensar como ellos, ya eres un bicho raro; por ser tu mismo, ya te excluyen. La vida es complicada, dificil, agotadora... El mundo cada vez se olvida más de los que es la amistad, el amor, la confianza, la paz... Ahora lo que vale es el poder, la riqueza, la fama... Si esto sigue así, nadie confiará en nadie y la propia humanidad cavará su tumba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que el temor a fallar no te impida jugar