domingo, 20 de diciembre de 2009

Adios

Alguien me dijo una vez que el tiempo lo curaba todo. Al principio me negué a creerle, pues justamente era la misma persona a la que había amado como a nadie en el mundo y, a la vez, la que me había destrozado la vida. Todo se había vuelto de color gris, el llorar se había vuelto una actividad rutinaria, el pensar que jamás saldría adelante sin él era un pensamiento constante en mi mente, el esperar que cambiara por mí era mi única esperanza para seguir viviendo. La vida no tenía sentido sin un beso o un abrazo suyo, cosas que desde hacía tiempo ya no tenía. Aunque yo no quería, las manecillas del reloj seguían adelante, el mundo seguía girando y yo estaba perdiendo mi oportunidad de vivir poco a poco. A casi nadie le importaba mis problemas, cada uno tiene los suyos propios, que ya son suficientes. El tiempo corría más y todo pasaba muy rápido. Cuando me di cuenta, había pasado un mes sin él y no me había pasado nada, seguía con mi vida adelante, intentando ser un poquito más feliz cada día. Borré todos sus recuerdos de mi habitación, de mi cuerpo, de mi mente… Le fui eliminando poco a poco de mi corazón, que cada día se iba haciendo más fuerte gracias a la ayuda de otras personas. A veces me paro a pensar el por qué pasó esto y sigo sin encontrar ninguna respuesta, quizás en un futuro la obtenga. Quiere ser mi amigo, pero yo no puedo ser amiga de una persona con la que he compartido tantas cosas y me ha traicionado de esa manera. Sé que ahora es feliz y me alegro por él. Sé que ahora tiene lo que quería. Yo ahora sé quién es. Ahora sé que tengo gente que me quiere, que me apoya, que me comprende, sé que no estoy sola y que soy más de lo que él me hacías creer. Con el paso del tiempo en estos últimos meses, me he dado cuenta de que realmente el amor que sentía me cegó. Me cegó de tal manera que era adicta a él, no podía estar sin él, él y sólo él era mi vida, y no podía ver más allá de eso. Por suerte o por desgracia esto terminó. Han pasado casi cuatro meses, y ya puedo recordar algunas cosas sin que me duelan. Cuatro años no se olvidan rápidamente, pero si se puede aprender a vivir con los recuerdos. He empezado una nueva vida, en la que él interviene lo mínimo.
Al final tenías razón, no hay mal que cien años dure (Doctor tiempo).

viernes, 11 de diciembre de 2009

Estrellas :)




Y aquí me encuentro sentada, mirando al cielo donde brillan millones de puntitos. Dicen que se llaman estrellas y que solo las podemos ver durante la noche. Entre ellas encuentro la luna llena, blanca y redonda, y entonces pienso. Pienso en cuántas personas estarán mirando al cielo ahora mismo, pienso en si hay algo más allá de las estrellas, pienso en mi vida y en cómo he llegado hasta aquí, pienso en cuánto tiempo me queda por vivir y qué pasará. Estrellas, pequeñas lucecitas en el cielo, guardianas de secretos, portadoras de sueños. Cuántas personas le habrán puesto nombres, cuántas habrán intentado contarlas, cuántos enamorados habrán elegido una para ellos, cuántas personas las miran y hablan con ellas pensando en sus seres desaparecidos… Cuántas veces hemos pedido un deseo al ver una estrella fugaz, cuántas veces hemos sonreído al contemplarlas una noche de verano en la playa alejados de la ciudad, cuántas veces las miro preguntándoles si algún día mis sueños se harán realidad.
A veces no nos damos cuenta de los pequeños detalles de la vida que nos hacen felices. Las estrellas siempre estarán ahí, esperando a que las observes, a que sueñes despierto al mirarlas, a que te enamores contemplándolas. Siempre permanecerán en el cielo, ahora te toca a ti admirarlas.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Lo siento...

¿Por qué te tuviste que enamorar de mí? Apenas me conocías, apenas sabías mi nombre, sólo sabías que era una chica de tu instituto. Sabías de mis problemas, sabías de mis miedos, sabías cuanto daño me habían hecho, pero te arriésgate. Te arriesgaste por mí, por intentar hacerme feliz, por intentar envolverme con tu cariño, por intentar curarme con tu amor. Y yo… sólo te hice daño. No pude corresponderte, porque aún sigue en mí él. No pude darte lo que necesitabas, lo que ansiabas, lo que te merecías. No pude quererte de la manera que esperabas, no pude hacerte compañía. Al final te hice lo que menos quería, daño. Te rompí el corazón. Lo diste todo y yo no te pude dar nada. Ahora me siento culpable, porque sé como te sientes y todo por mi culpa. No sé como lo hago, pero casi siempre termino haciendo daño a las personas a las que quiero. Ojala me perdones algún día, ojalá pueda conservar tu amistad, ojalá encuentres a la chica que de verdad te mereces, ojala yo pudiese olvidar y empezar de cero.

martes, 8 de diciembre de 2009

Frases =)

- Es de héroes sonreir cuando el corazón llora.
- Lo importante no es olvidar, sino recordar sin que te duela.
- La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.
- Hay miradas que afirman lo que le corazón niega.
- El tiempo no cura nada, sólo nos enseña a vivir con dolor.





lunes, 7 de diciembre de 2009

Miedo

Pues sí. Tengo miedo. Miedo a que no me correspondan, miedo a darlo todo y no recibir nada, miedo a que acabe, miedo a que empiece, miedo a volver a sentir lo que es amar, que es ser amado. Miedo a sentir tus besos y pensar en él, miedo a tocarte y echarle de menos, miedo a engañarte. Miedo a defraudarte, a romperte el corazón, miedo a no ser como tu crees que soy, miedo a no saber hacerte feliz.
Tengo mucho miedo y no sé cómo escapar de él. Me persigue a cada instante, y aunque corra y corra, me alcanza. Ayúdame a no sentirme así, ayúdame a confiar en tí.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Sin ti

Y hoy he vuelto a soñar contigo... Estabamos aun enfadados, pero volvías a mí pidiéndome perdón por todo el daño que me habías causado. Decías que sólo yo era tu princesa, que sólo yo sabía hacerte feliz. Me juraste que jamás me dejarías, que sólo junto a mí tu vida tenía sentido. Yo no sabía que contestarte, sólo te miraba a los ojos que me decían que todo era cierto. Sin más palabras, me diste un beso y me abrazaste. Todo volvía a ser cálido, luminoso y lleno de alegría. Me sentía protegida y querida. Sólo me besabas y no dejabas que me escapara de entre tus brazos. Pero de repente, desperté. Todo había sido un sueño. Mi cama seguía vacía y sola. Tenía frio y las lágrimas rodaban por mi rostro. No estabas. Te habías ido y era para siempre. Me habías dejado sola, desprotegida... Te llevaste mi vida, mi amor...

Ahora, sólo en sueños puedo tenerte cerca de mi. Sólo en sueños soy feliz...

sábado, 5 de diciembre de 2009

Nada

Te miro a los ojos y no siento nada, sólo indiferencia e ignorancia. Te veo y es como si no te conociera. Eres un individuo que sé que existe, pero que no tiene importancia. Como ha cambiado todo de la noche a la mañana. Antes en tus ojos se reflejaba cariño, antes te miraba y sentía amor, antes sólo existías tú y eras mi vida. Pienso que el beso fue un pretexto para dejarlo, pues desde hacía tiempo tus brazos no me decían nada, tus labios ya no me hablaban y tus manos ya no me tocaban. Por tus errores, ahora somos dos personas que antes lo eran todo, pero que ahora no son nada.

Mi angelito personal.

Te quiero. Son las dos palabras más simples pero a la vez las que encierran muchos sentimientos. Te quiero por cómo eres, por como soy cuando estoy contigo. Te quiero porque eres la única persona que me hace reír muchísimo o que me enfada de verdad en dos segundos. Te quiero porque sabes cuándo necesito esas palabras en ese momento, ese abrazo o ese beso. Te quiero porque en una mirada nos lo decimos todo. Te quiero porque me gusta cuidarte cuando estas malita, porque me gusta pelearme contigo por la ropa, porque eres todo para mí y sin ti mi vida no estaría completa.

Peque, lo eres todo aunque no lo creas. Te he visto nacer y crecer a mi lado. Hemos pasado de las barbies al maquillaje, a los tacones, a los chicos… Hemos reído y llorado juntas. Me pegaste la varicela, miles de resfriados y yo que sé que más cosas. Nos hemos inventado miles de historias en las cuales éramos las protagonistas. Hemos visto Blancanieves miles de veces por tu culpa y de los Aristogatos ya ni te cuento :P. Hemos pasado miles de noches de verano riéndonos y contando tonterías.


Ya eres mayor, cada día estás más guapa y más grande. Me acuerdo de cuando eras un bebe, que mamá te bañaba y yo miraba. Me acuerdo de cuando jugábamos al escondite, de cuando la salita era solo para nosotras. Ya esos tiempos quedaron atrás. Ahora tenemos problemas más importantes que elegir el vestido de la barbie. Yo tengo que elegir a que universidad irme dentro de nada, y tú seguir estudiando. Yo tengo que volver a reconstruir mi corazón y tú también. Un problema en común. Quiero decirte, como tú me dijiste una vez, que jamás llores por un niño que no te merece. Tú vales más que un camión entero lleno de oro. Tienes un corazón enorme y nadie puede rompértelo. Pareces una chica dura con mucho carácter, pero sé que eres súper dulce y sensible. Necesitas mucho cariño por parte de todos y que te digan te quiero. Quizás yo no te lo diga todo lo que te lo tengo que decir pero sabes que te quiero con todo mi corazón. Ya vendrá tu príncipe azul o verde o rosa o el color que tú quieras y te querrá como nadie lo ha hecho nunca, pero ahora te toca disfrutar con tus amigas de la vida, te lo digo por experiencia. Ahora te vienen unos años duros por los estudios, por tu personalidad, porque te empiezas a hacer mayor y ves los problemas de la vida desde otra perspectiva, pero también son los más felices y los más bonitos. Conoces a mucha gente, a muchas niñas que serán como hermanas, te iras de fiestas, pasarás los veranos en la playa y harás cosas que jamás olvidarás.

Me gustaría pasar más tiempo a tu lado, salir más contigo aunque no te guste y disfrutar más de ti, porque quizás dentro de poco menos de un año yo ya no esté todos los días a tu lado. Quizás me vaya a Sevilla o Zaragoza y sé que lo voy a pasar súper mal porque no estarás a mi lado. No sé quien me va a animar cuando esté triste, no sé quien me quitará la ropa o con quien me pelearé por el ordenador. No sé quien me hará reír cada segundo o me iluminará la cara al verla cada día al levantarme.

Sólo te pido que seas feliz y que nadie te haga llorar, porque quien te quiere de verdad jamás te hará daño. Sabes que aquí me tienes para todo y mucho más.

Sonia, te quiero muchísimo no lo olvides nunca.

sábado, 28 de noviembre de 2009

... y hoy tu recuerdo amenaza con volver :(

miércoles, 25 de noviembre de 2009

=)

Hoy me he dado cuenta que no vale la pena seguir llorando por ti, seguir creyendo que la vida se me acabó, seguir pensando que sin ti todo terminó. No puedo esperar sentada en mi cama a que me vengas a buscar, no puedo soñar con que todo sigue igual, porque ya no estás. Hoy empiezo una nueva vida, llena de vida, de alegría, de amistad. Hoy siento que tengo ganas de reir, gritar, soñar… Tengo ganas de vivir. Voy a disfrutar del regalo más bonito que me han hecho nunca, la vida. Hay cosas mucho peores que un niño que no quiere te deje, se olvide de ti. Ya habrá otros, ya llegará ese príncipe azul, rosa, rojo, negro o verde que te lleve con él, que te haga feliz, que te quiera y que solo viva para ti.

Ahora yo elijo lo que quiero, ahora soy yo la dueña de mi vida. Ahora soy libre =)

Que el temor a fallar no te impida jugar